Realismo y neofiguración

Creación

Dos cuadros especialmente representativos de lo que Campoy llamó Neo-figuración en la obra de Juan Molino, son “Creación” y “Se hace camino al andar”.

Se hace camino al andar

Ambos cuentan con una composición espacial abierta, metafísica, subrrayado por horizontes explícitos y marcados, sobre los que las figuras contraponen su disposición.

Pinceladas enérgicas y entonadas en claras armonías cromáticas trazan un juego gestual de emociones, creando un espacio abierto o una senda por la que dos figuras (hombre-mujer) se apoyan o caminan abrazadas. En ambos cuadros predomina una concepción espaciosa y casi abstracta, pero es la determinación de la composición y las propias figuras las que le confieren una especial referencia de paisaje emocional. Crear un nuevo paraíso de relaciones amorosas o hacer camino en la vida de unas personas, una pareja cualquiera, que por su imprecisión figurativa adquiere más valor simbólico.

Otras obras de este estilo tan personal de Juan Molino pueden observarse en la Galería, en la etapa que va desde el 1975 al 79, entre las que cabría destacar también “Obsesión”, “Juntos” y “Opresión”. En todas ellas es patente la problemática humana y social que tanto preocupa al autor durante toda su trayectoria.

Pages: 1 2 3 4 5 6