Un pintor jiennense en la vanguardia expresionista

Pintor expresionista, en la más actual vanguar dia europea, funde en su obra la figuración y la abstracción, siguiendo la línea del expresinismo alemán. De todos modos, los excpertos sostienen que ete joven autor desarrolla una línea propia, con una técnica al óleo y acrílica muy importante.

“Lo primero fue el fuego. De él parte Juan Molino y hacia él se dirige. Su pintura se esparce, crepita, nos alumbra. Su obra: el hombre, la soledad. Desolación hasta cuando es amor. En el óleo sólo abandono. La huida como espera. El hombre ausente, olvidado, perdido. El hombre allí; anónimo y tan nuestro.

Ante su pintura cada uno somos o nos sentimos él. Los cuadros de Molino nos agarran, nos rompen, nos exigen. Le aplasta la ciudad. En sus cuadros la muestra implacable, cruel… tal y como es.

Pero la pintura de Juan Molino es, asimismo, incertidumbre. También intenta existir la paz en este expresionista. Su arte, a veces, se llena de nostalgia.

Recrea su pintura los más ancestrales motivos del hombre: acá el dolor, allá la tristeza; y en algún lugar, hermanados, pasean el amor y la muerte. Su retablo maldito. Su hermoso retablo.

Llega el pincel de Molino y mancha, y duele. Duele como verdad que nos asombra, como reposo que jamás llega. Su obra nos muestra, como en un beso, los labios del dolor junto a los de la belleza.”

Javier López    DIARIO JAEN (15-6-88)

 

Comentarios cerrados.